El Postgrado siempre ha sido tratado con una visión unificada desde la conducción de la Facultad. No se trata de “un conjunto de carreras”, sino de una lógica de actualización y perfeccionamiento de graduados, combinada con la formación de docentes e investigadores de la disciplina Informática.
Por esto se ha tratado de desarrollar a lo largo de los años una estructura piramidal, en 4 niveles:
  • La base de la oferta de Posgrado son cursos de actualización y perfeccionamiento que pueden tener o no créditos para el Doctorado o ser válidos para alguna carrera específica. Estos cursos aseguran anualmente una oferta combinada del orden de 50 temas, tratados en forma intensiva o con un régimen cuatrimestral y que pueden tener instancias presenciales y a distancia.
  • El siguiente nivel son las carreras de Especialización que hemos ido desarrollando en función de las demandas y la evolución de la tecnología informática, hasta tener hoy 6 Especializaciones acreditadas, una de ellas con modalidad presencial y a distancia.
  • Las Maestrías cubren temas “profesionales” (Ingeniería de Software, Redes de Datos) y también científicos (Cómputo de Altas Prestaciones, Inteligencia de Datos), así como multidisciplinarios orientados a la Educación (Tecnología Informática aplicada en Educación). En general las Maestrías articulan con alguna Especialización y todas las Maestrías permiten obtener créditos para el Doctorado en Ciencias Informáticas (la carrera completa de Maestría da 25 créditos sobre 45 totales).
  • El Doctorado en Ciencias Informáticas está en el extremo superior de la pirámide y se enfoca principalmente en la generación de nuevos conocimientos, metodologías o técnicas aplicables en la disciplina Informática. La estructura de la carrera incorpora (además de los cursos por créditos y una Tesis con publicaciones previas) una estadía mínima de investigación de 6 meses en un Laboratorio/Centro/Instituto reconocido en la UNLP u otra Universidad.

Esta estrategia general, que integra la oferta académica del Posgrado en Informática, permite una mejor planificación y la optimización en la asignación de recursos humanos y de infraestructura.